Reúno aquí textos de narrativa, teatro, artículos
de viaje
, historia o filosofía aparecidos en
distintas publicaciones.
Verás también reseñas de películas vistas o libros leídos y mi biografía.
Blog
Enlaces de Interés
Biografía
¿Qué quieren las mujeres? (Francesca G.Prince)

La Historia
¿Qué quieren las mujeres? Esta es la pregunta que ronda en la cabeza de Jimena durante un caluroso verano. 
Jimena es licenciada en Derecho y con 35 años, acaba de perder su último empleo; es entonces cuando se comienza a hacer interrogantes sobre su vida; su futuro laboral y sentimental. Sospechando que no es la única que se halla en esa misma situación, decide organizar un seminario “práctico-orientativo” que lleva por título: “¿QUÉ QUIEREN LAS MUJERES?” Jimena, convencida de la genialidad de su idea, espera una asistencia multitudinaria al curso. Cuál es su sorpresa al constatar que se han apuntado... dos personas: Susana, su vieja amiga de los tiempos de la universidad y Lorena, una mujer treintañera también, en proceso de divorcio. 

La acción empieza el primer día de clase en las que las tres se presentan y resumen su situación. La obra será el desarrollo del seminario, que Jimena ha preparado concienzudamente. En el transcurso del mismo, tal y como expone Jimena al principio, se plantearán diversos temas que inquietan a la mujer hoy en día: mujer y trabajo, mujer y amor, mujer y familia, mujer y sexualidad, entre otros. 

Sin embargo, el verdadero reto de este encuentro, lo constituye el ejercicio de convivencia entre estas tres mujeres; las tensiones, las alegrías, las puyas, los celos y el afecto que surge entre las tres. Y es que la convivencia, para cualquiera, siempre es una práctica delicada en la que se ponen en juego la generosidad, el egoísmo, las virtudes y los defectos de cada uno. Este acercamiento entre las tres, se convertirá en un juego de espejos, en el que cada una ve de la otra lo que no es capaz de ver de sí misma. 

Al final del curso, no tendrán una respuesta clara sobre cómo va a ser el resto de sus vidas; es cierto, no han encontrado la panacea, pero sí un par de fórmulas, una ayuda, algunos puntos claros sobre lo que quieren o lo que no quieren. No hay fórmulas mágicas; hay respuestas parciales, que llevarán seguramente a nuevas preguntas. Como en la vida misma